www.boliviacontact.com  
 
Hoteles en La Paz
 
Inicio
Inicio
 
 
 
Hoteles
Hoteles
 
 
Turismo
Turismo
 
 
Guia de Viaje
Guia de Viaje
 
 
Destinos
Destinos
 
 
Información
Información
 
 
Vuelos
Vuelos
 
 
 
    Recomienda a un amigo  |  Opinion de viaje  |  Consultas  |  English Version  English Version  
 
Carnaval de Oruro
 · Diablada
 · Morenada
    Phujllay
 · Llamerada
 · Zampoñeros
 · Potolos
 · Kantus
 · Tobas
 · Incas
 · Kullawada
 · Negritos
 · Kallawaya
 · Tarqueada
 · Doctorcitos
 · Caporales
 · Tinkus
 
Información completa del phujllay

En antiguo carnaval yampara: Phujllay Ver video

En un transfondo histórico que integra antiguas diferentes festividades, el carnaval de Tarabuco, conocido también como el "phujllay" yampara, conserva casi sin cambios su esencia folklórica expresada en su pesado danzar, su música de tono melancólico y monótono, y el cantar solitario del campesino que trata de expresar su amor a una moza.
Rememora así mismo a las pandillas o ruedas de campesinos y mestizos de Chuquisaca, que recorren los poblados a pie o a caballo visitando casas donde hay chicha y pukaras y a su respectivo pasante.
En el phujllay, las pukaras o defensivos preincaicos son convertidos en arcos de plata adornados con banderas blancas, follajes y productos a ser cosechados: choclos, flores, papas, hortalizas, panales de abejas, carnes, etc.
En este carnaval coinciden la festividad prehispánica del "Jatun Pocoy" (gran madurez) y "Pauker Waray" (sacrificio al sol). Posteriormente se unió la conmemoración de la victoria de los yamparaes sobre los españoles en la batalla de jumbate el 12 de marzo de 1816.

El atuendo:

Al herrero hay que comprarle "gallos" o espuelas que hacen de instrumentos de percusión, calados a las grandes ojotas de los danzarines; cuanto más alta sea la ojota, más será la destreza del bailador que las calza.
Las polainas de abundantes colores y figuras cubren sólo del talón hasta las canillas. La almilla es una especie de blusa de paño negro y anchas mangas. Los calzones son dos, uno corto de paño negro y otro de paño blanco; bastantes anchos, de las piernas hasta las canillas.
El talabartero fabrica el cincho (cinturón) claveteado con cientos de ojalillos y cuero repujado con figuras de la zona, que sirven de cartera. Del pital penderán decenas de campanillas de bronce atadas con trenzas de caito de colores vistosos.

Montera, cofias…

Los fabricantes de monteras yamparas, similares al casco de los conquistadores, son ricamente t'hicanchadas (adornadas) con flores. Las costureras harán las cofias bordadas con hilos de caito y alegorías del carnaval campesino; que penderán de la cabeza del phujllay por la espalda.
El uncku pallado es un poncho pequeño (recogido al cuello) con figuras y alegorías de la región; debajo hay otros de listados horizontales en rojo, negro, blanco, amarillo, además de cortas flecaduras multicolores.
Las chuspas hechas por las mujeres constituyen el orgullo de la familia. Para completar este lujoso atavío llevarán 2 pañuelos finos de seda: uno en la mano para dar ritmo, y/o prendido atrás con la punta hacia abajo por la espalda.

Los músicos y cantantes

Otros campesinos de vestimenta humilde interpretarán la melodía pentatónica del phujllay además de los nuevos hayños compuestos. Los espera la sencka tanch'ana, flauta grande cuyos orificios están muy abajo en relación a la embocadura; lo cual permitirá que el músico adopte una única e incómoda pose. También se advertirá la presencia del "machu tock'oro" o ideófono descomunal, cuya embocadura recubrirá un florón de cuero y una gran pluma de cóndor.
A su turno, los cantantes entonan melodías de amor por una moza y coplas en agradecimiento a todo lo que rodea: animales, frutos.etc.
Núbiles y eximias tejedoras capaces de brindar el más ostentoso telar para despertar admiración y amor, las mujeres también lucirán trajes obscuros con indescriptibles hijillas y a'jsus phallados y thickanchados con grandes topos, plancha monteras, cintas multicolores y chaskas (monedas) adornando su frente, llevando en su mano una wiphala (bandera) blanca.

Entierro del Phujllay

Era costumbre similar este entierro del carnaval yampara el domingo de tentación con algún campesino pobremente vestido, al que perseguían las pandillas echándole phullas (ceniza con harina y bosta del ganado). Tras dejar abandonado al mozo, que se prestaba para simular la muerte del carnaval, retornaban con artificiales lamentos por el entierro.



Reserva hoteles en Oruro

 
 
     
  Travel Contact: Argentina Contact | Brasil Contact | Bolivia Contact | Chile Contact | Perú Contact
Sitios: Turismo en Argentina | Turismo en Chile | Turismo en Perú | Turismo en Brasil
Copyright 2001 - Bolivia Contact
WEBMASTER   |   SITE MAP
Actualización, Julio 2014